Fiebre por el running

Hola a todos!

os voy a hablar de mi última pasión: el running.

Cuando empecé a correr, hace casi 2 meses, no aguantaba ni 5 minutos corriendo y pensé que ésta fiebre por correr me duraría 2 días pero ¡ya van 8 semanas! Hace tiempo que voy al gym y nunca había probado a correr porque: primero, me parecía aburrido y; segundo, el médico me había recomendado no correr por mis dolores en la rodilla. Pues debo de decir que tanto el doctor como yo estábamos equivocados porque ni me duelen las rodillas, ni es más aburrido que ir en bici o hacer elíptica.

Empecé a correr a lo loco, sin informarme ni preocuparme por nada, simplemente corría para despejar la mente y bajar esos quilitos que sobran. Al ver que cada día me enganchaba más y aguantaba más minutos empecé a ponerme metas, primero correr un km seguido, después 2km, aguantar 15 min, etc. Al ver los progresos ya me acabé de enganchar del todo y empecé a buscar por la red blogs dónde se habla de entrenamientos, tips, alimentación, etc y decidí empezar a entrenar en serio. Vi varias tablas de entrenamiento y tras consultarlo con ‘los entendidos del gym’, decidí seguir ésta tabla que ví en el blog Kiss after running:

Lunes Miércoles Viernes
S 1 Caminar 3 min + trotar 2 min (4 veces) Caminar 3 min + trotar 2 min (4 veces) Caminar 3 min + trotar 2 min (5 veces)
S 2 Caminar 2 min + trotar 2 min (6 veces) Caminar 2 min + trotar 2 min (6 veces) Caminar 2 min + trotar 3 min (6 veces)
S 3 Caminar 1 min + trotar 3 min (6 veces) Caminar 1 min + trotar 3 min (6 veces) Caminar 1 min + trotar 4 min (5 veces)
S 4 Caminar 1 min + trotar 4 min (5 veces) Caminar 1 min + trotar 4 min (5 veces) Trotar 10 min + caminar 2 min (2 veces)
S 5 Caminar 1 min + trotar 4 min (6 veces) Caminar 1 min + trotar 4 min (6 veces) Trotar 15 min + caminar 2 min (2 veces)
S 6 Trotar 8 min + caminar 2 min (3 veces) Trotar 10 min + caminar 2 min (3 veces) Trotar 20 min seguidos
S 7 Trotar 10 min + caminar 1 min (3 veces) Trotar 10 min + caminar 1 min (3 veces) Trotar 25 min seguidos
S 8 Trotar 20 min seguidos Trotar 20 min seguidos Trotar 20 min + caminar 2 min (2 veces)
S 9 Trotar 25 min seguidos Trotar 25 min seguidos Trotar 35 min seguidos
S 10 Trotar 30 min seguidos Trotar 20 min seguidos Trotar 40 min seguidos

Al comenzar pensaba que corriendo todos los días aguantaría más y conseguiría mis metas más rápidamente pero ahora me he dado cuenta que el descanso es igual de importante que el entreno, aunque reconozco que corro algún día más del que pone en la tabla pero es que veo la cinta en el gym y no me puedo resistir ;$ eso si, es recomendable alternar la cinta con un circuito urbano.

Me estoy pensando correr mi primera carrera pero no se si aguantaré. De momento, para ver las orejas al lobo participé en el encuentro de #mujeresquecorren en Barcelona, organizado por The Beauty Mail (podéis ver las fotos aquí). No tiene nada que ver con una carrera, sino más bien correr en grupo pero yo quería probar si aguantaría el ritmo de las demás. Lo pasamos en grande y además con el dorsal ayudamos a la lucha contra la leucemia infantil, no se me ocurre mejor toma de contacto para empezar con el running.

De Cris tengo que decir que me sorprendió muy gratamente por su energía y simpatía. Nos motivó y animó a vencer nuestros retos durante todo el día y siempre con una sonrisa.

Imagen

Por si todo eso fuera poco, hubo un mega-sorteo

Imagen

Y a mí me tocó éste pedazo de lote de productos Repavar

Imagen

¡Volved pronto #mujeresquecorren!

Espero que os haya gustado éste post y os animo a todos a hacer ejercicio porque nuestro corazón lo necesita.

Besos,

Jess

Castañada y panellets

Hola a todos!

parece ser que el frío ya está aquí y, aunque no me guste, pensaba que nunca fuera a llegar y es que se me hace muy raro comer castañas asadas en manga corta.

A pesar de que nos inundan constantemente campañas publicitarias sobre Halloween para que compremos disfraces, nos animemos a carvar calabazas o nos atrevamos con el truco o trato, yo sigo con las mismas costumbres que cuando era pequeña (y eso que he vivido en Inglaterra y trabajo en un parque temático dónde la época de Halloween es la que más recauda).

Para mí éstos días huelen a castañas y panellets y hoy os quiero mostrar cómo hago los panallets (éstos son los primeros que hago sin la ayuda de mi yaya). Una vez los probéis no podréis pasar éstas fechas sin ellos 😉

Los ingredientes son fáciles de encontrar y Mercadona nos lo pone más fácil todavía con éstas bandejas dónde podéis encontrar todos los ingredientes y además traen la receta:

Imagen

Para la masa:

– 500g de almendra molida

– 500g de azúcar glas

– 100 ml de agua

Se mezclan todos los ingredientes en un bol hasta tener una masa homogénea, se tapa con film transparente y se mete en la nevera, lo ideal es dejarlo una noche.

Imagen

Para decorarlos:

– 1 huevo

– piñones

– almendras

– coco rallado

Cogemos la masa y empezamos a hacer bolitas. Un truco para que nos salgan de la misma medida es hacer un churro del grosor de una butifarra o longaniza, se corta en trozos de unos 2 cms y hacemos las bolas.

Ponemos en un plato los piñones, en otro plato las almendras molidas y en otro el coco rallado.

Batimos el huevo, bañamos las bolas en el huevo, y para que los piñones y las almendras se peguen mejor, os recomiendo que metáis las manos también en el huevo.

Cogemos un puñado de piñones o almendras y los adherimos a la bola de mazapán como si volviéramos a hacer la bola, una vez están pegados pintamos los panellets con huevo y los ponemos en la bandeja del horno.

Para los panellets de coco, mezclamos la misma cantidad de coco que el volumen de la masa, hacemos las bolas, los pintamos con huevo y a la bandeja del horno.

Metemos los panellets en el horno (previamente precalentado) a temperatura máxima unos 10 min pero es recomendable ir echándoles un ojo para que no se quemen. Es mejor ir metiendolos en el horno según la clase de panellets porque no todos necesitan el mismo tiempo de cocción.

Dejamos enfriar … y listos para comer mmm

Imagen

Espero que os gusten y que me paséis vuestros trucos ;P

¡Feliz castañada a todos!

Besos,

Jess

Cerdeña Parte 3: La Maddalena

¡Hola a todos!

hoy os enseño la última parte de nuestro viaje a Cerdeña, la Isla de La Maddalena, no es cuestión de descubriros todos los secretos ;p

Para ir hasta la isla de La Maddalena hay que ir hasta Santa Teresa di Gallura o Palau y coger un ferry hasta la isla. Como yo no soy muy amiga de los barcos :s fuimos hasta Palau que está más cerca de la isla (apenas 30 min en ferry y por unos 30€ con el coche incluido).

Aquí tenéis algunas vistas desde el ferry:

Imagen

Durante el trayecto hay un montón de islotes curiosos, cómo en la foto de abajo, que las rocas parecen un hombre agachado, ¿no os parece?

Imagen

Aquí podéis ver Palau desde el barco, es un pueblecito pequeño muy bonito.

Imagen

Nada más llegar al puerto nos dimos cuenta del encanto que tiene esta pequeña isla de apenas 49 km2. Los edificios del puerto son señoriales y muy cuidados, pero al adentrarte por las callejuelas ya se ven los típicos edificios ‘desgastados’.

Imagen

Imagen

Imagen

Es muy fácil perderse por las calles del centro, son todas estrechas y están sin asfaltar.

DSC01608     DSC01713

Esta casa fue la primera base misionera en el peregrinaje a la virgen de La Maddalena, en 1954

DSC01610 DSC01612

Después de conocer el centro, cogimos el coche y fuimos a recorrer la isla, parando en las playas más bonitas, como Spaggia Monti d’Arena. Lo bueno de viajar a finales de septiembre es que teníamos las playas para nosotros solos.

DSC01616 DSC01621

Uomo Morto

DSC01625

O Bassa Trinità, la más bonita de la isla, sin duda

DSC01629

DSC01651 DSC01636 DSC01669 DSC01700

A la vuelta hacía el centro decidimos cruzar a la vecina isla de Caprera, un parque natural protegido por la biosfera, que apenas está habitada y donde se pueden visitar la casa y tumba de Garibaldi.

DSC01707 DSC01704

DSC01709

Después de la puesta de sol poco había que hacer ya en Caprera así que toca volver al puerto para coger el ferry de vuelta a Palau.

DSC01717 DSC01718

Así se despide la Maddalena de nosotros …

DSC01719

Espero que os haya gustado.

Besos,

Jess

Cerdeña Parte 2: Stintino y Castelsardo

Hola a todos,

hoy os traigo la segunda parte de nuestro viaje, ahora que tenemos el frío a la vuelta de la esquina me gustaría tener una máquina del tiempo y volver atrás, sólo 15 días, cuando estábamos en unas playas paradisíacas.

Durante toda la semana nos hemos alojado en Seas Villas Country Village, una urbanización dónde puedes encontrar restaurantes, supermercado, animación para los peques, pistas de tenis y un campo de golf y está sólo a 2 km de Stintino. Nosotros nos alojamos en una villa privada con capacidad de hasta 8 personas con jardín, piscina y cocina equipada. Nuestra idea era no movernos de esa zona por eso nos decidimos a alojarnos allí pero una vez allí cada día nos desplazábamos y se nos hacía pesado volver así que si tenéis pensado ir a Cerdeña y hacer una ruta como la que hicimos nosotros, que nos recorrimos todo el norte, yo os recomiendo dormir 2 noches en Stintino, otras 2 en Sta Teresa di Gallura y finalmente en Porto Cervo.

Stintino es un pueblo de pescadores muy pequeño, se come estupendamente pero poco más. Nos llamó mucho la atención que por todo el pueblo hay fotos de los pescadores nacidos allí. Lo más destacable de ésta zona son sus playas ¡eso sí que vale la pena!

El primer día estuvimos en la Playa Saline (hay unas salinas al lado). Es una playa de piedrecitas blancas pequeñas con aguas cristalinas.

Imagen

Imagen

Por suerte, llevábamos bocatas y la nevera con bebidas porque al ser temporada baja, en la playa no había ni un chiringuito.

Por la tarde fuimos a La Pelosa, una de las playas más famosas de Cerdeña y entiendo el por qué. Es una playa espectacular de arena blanca y aguas turquesas, a mí me gustó más que las playas del Caribe. Para comer hay varios restaurantes donde se hacen menús turísticos por muy buen precio.

Las vistas son desde el Lounge bar Camaleon, ideal para tomarse un Aperol después de una jornada de playa.

Imagen

Imagen

Imagen

Bucear en estas aguas es como bucear en una piscina pero con peces pequeñitos que ni se inmutan con nuestra presencia.

Imagen    Imagen

Para acceder a la playa hay varias pasarelas como ésta desde dónde parece que vayas a bajar directamente al agua. Lo malo de ésta playa es el aparcamiento que es de zona azul, y tienes que estar yendo cada 2 horas a poner el ticket. Si no os importa caminar entonces sí se puede aparcar gratuitamente.

Imagen

Justo enfrente de la playa está la isla de Asinara. Desde la misma playa salen excursiones en barco para visitarla. En Asinara se pueden ver burros sardos (¡son blancos!) y una antigua prisión, poco más.

Imagen

Imagen

Después de tanta playa nos fuimos a pasear por Porto Torres (aquí es donde llegan los ferris desde Barcelona), a 20 km de Stintino. La entrada al pueblo es bastante fea y el pueblo … no me gustó mucho más.

Al día siguiente decidimos hacer un poco de turismo y nos fuimos hasta Castelsardo, un pueblecito en una montaña rodeado por mar y coronado por el castillo.

Imagen

Imagen          Imagen

Sus callejuelas son estrechas y con muchas cuestas y escaleras. Es muy fácil perderse por ellas pero vale la pena sólo por encontrar rincones cómo estos.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Muchas casas tenían las puertas abiertas y al mirar dentro podías ver la típica ‘nonna’ vestida de riguroso luto haciendo manualidades como éstas, luego las colgaban en las puertas para venderlas.

Imagen          Imagen

Imagen

Después de comer decidimos volver a ‘casa’ y de camino nos paramos en la playa Platamona, nada que ver con La Pelosa pero para darnos un baño y quitarnos la ñoña después de comer ya nos vino bien.

Después de la playa vimos que el pueblo de Sorso estaba a pocos km y decidimos ir a verlo. Es el típico pueblo italiano, la gente mayor sentados en la calle tomando el fresco, las señoras yendo a misa y algunos hombres en el bar jugando a las cartas. Me recordó a mis veranos en el pueblo.

Espero que os haya gustado.

Besos,

Jess

Cerdeña Parte 1: Alghero

  • Hola a todos,

por fin he disfrutado de mis merecidas vacaciones, después de pasarme todo el verano ‘disfrutando’ las vacaciones de los demás (trabajo en un hotel de la Costa Dorada), pensaba que nunca iba a llegar mi momento pero todo lo bueno se hace esperar :p

Desde principios de año teníamos planeado ir a Miami pero los precios de los billetes están por las nubes, nunca mejor dicho, y tuvimos que cambiar de planes. Se acercaba el ansiado día y no encontraba nada y me empezaba a desesperar pero de repente vi una súper oferta a Cerdeña y no me lo pensé 2 veces. Y tengo que decir que estoy muy satisfecha de la elección.

Hoy os enseño la primera parte del viaje: Alghero.

Nada más llegar al aeropuerto fuimos a por un coche de alquiler con la idea de ir recorriendo el norte de la isla sin un rumbo fijo. Después nos dirigimos a Alghero o L’Alguer que me pareció una ciudad con mucho encanto. El centro de la ciudad está amurallado y es peatonal.

Imagen          Imagen

Todas las casas tienen las paredes desconchadas que les da un toque de dejadez o antiguo pero es el estilo de toda la isla, cuando paseas por sus calles te da la sensación de que el tiempo no pasa para ellos.Imagen

DSC01363               DSC01343

      DSC01345        DSC01373

page

DSC01367 DSC01370

Y después de patearnos el centro, paradita de rigor para reponer fuerzas.

DSC01366

Después del helado seguimos caminando hasta el puerto.

DSC01372

Por el camino nos encontramos esta casa preciosa, que le daba un aire fresco a la fila de casas viejas

DSC01337Como el calor era asfixiante (más de 30º a pesar de ser finales de septiembre) hicimos otro alto en el camino para tomarnos un aperitivo con éstas vistas de parte de la muralla. Tenía muchas ganas por probar el Aperol pero a la hora de la verdad no me gustó nada, tendríais que ver mi cara de asco tras el primer sorbo :s

DSC01365

Después de comer nos cambiamos de ropa y nos fuimos un rato a la playa para descansar y cuando empezaba a caer el sol nos fuimos a la Gruta de Neptuno. Está a unos 20 kms de Alghero y hay 2 posibilidades para ir: o bien en barco o en coche hasta Capo Caccio y bajar 634 escalones, que luego, obviamente, hay que volver a subir, pero las vistas valen la pena y te ahorras unos eurillos.

DSC01813                    DSC01799

DSC01795

DSC01814 DSC01838 DSC01847

Espero que os haya gustado éste viaje ‘virtual’.

Besos,

Jess

Recogido DIY

Hola a todas,

hoy os enseño como hacer un recogido rápido y fácil que os puede sacar de algún apuro. No necesitáis tener traza, creedme que yo soy bastante patosa ;-p

Sólo necesitáis una diadema chula (la mía es de Zara) y la colocáis alrededor de la cabeza:Imagen

Vais enrollando mechones a la diadema

Imagen     Imagen

Y así con toda la melena. Como tengo mucho pelo, la parte de atrás la enrollo como puedo.

DSC01154           DSC01156

Y éste es el resultado final:

DSC01168

 

 

Espero que os haya gustado.

Jess

My Random Light

Hola a todos,

¿qué tal el verano? yo no he parado de trabajar por eso estoy deseando que llegue septiembre para cogerme unos días de vacaciones.

A pesar de no parar he sacado algo de tiempo para hacer mi lámpara Random. Parece sencilla de hacer y … lo es, ahora bien, otra historia es quitar la cola que queda entre los hilos (si me llegan a decir todo el trabajo que conlleva, me lo hubiera pensado 2 veces antes de hacerla).

Para hacer la lámpara sólo necesitamos una pelota (la mía es muy pequeña, para que la lámpara quede bien, os recomiendo una pelota más grande), hilo de crochet, cola blanca y una montura para lámpara de techo (yo he utilizado la Hemma de IKEA).

material

Paso 1: envolvemos la pelota con film transparente (esto nos ayudará a sacar la pelota una vez se seque la cola)

pelota

Ya nos podemos poner manos a la obra, o mejor dicho, ¡a la cola!

Paso 2: encolar el hilo e ir enrollándolo a la pelota.

DSC00274           DSC00277

Paso 3: dejamos secar toda la noche. Y éste es el resultado.

DSC00289

Paso 4: con un cutter vamos retirando los restos de cola. Muuuucha paciencia porque éste es el paso más pesado. Puede tardar horas.

Paso 5: hacemos un agujero del tamaño de una bombilla. Rajamos la pelota y la sacamos por éste agujero.

vaciado

Y ya tenemos la pantalla de la lámpara

tachaaan

Paso 6: metemos la montura de la lámpara en el agujero y ya está lista para colgar.

DSC01139(2)

Y por fin … ¡se hizo la luz!

Se hizo la luz

Espero que os haya gustado.

Besos,

Jess