Cestas de trapillo

Hola a todos,

hace un tiempo os hablaba de mis nuevas aficiones (aquí). Pues debo decir que, como sospechaba, estoy enganchadísima al ganchillo y al punto. Todos los días necesito mi ratito de relax y la mejor manera que encontrado para relajarme, después del yoga (otra afición que he descubierto gracias al embarazo) es haciendo punto o ganchillo.

Ahora cuando paso por delante de una mercería siempre me paro a mirar las lanas y a imaginar que puedo hacer con ellas 😉 Mi último descubrimiento ha sido el trapillo ¡no os imagináis la cantidad de cosas que se pueden hacer y lo fácil que es!

Como no paro de empezar nuevos proyectos tenía ovillos por toda la casa así que tenía que hacer algo con ellos. Pensé: qué mejor que una cesta de trapillo para tenerlos organizados.

El patrón es facilísimo así que me puse manos a la obra y aquí tenéis el resultado:

DSC02039

Por si os animáis, aquí tenéis el patrón:

– Anillo mágico de 6 puntos

– Aumentar cada punto (12)

– 1 punto bajo, 1 aumento (18)

– 1 aumento, 1 punto bajo (27)

– Vueltas de la 5 a la 9: un punto bajo en cada punto

– Cambio de color y seguir 3 vueltas más con un punto bajo en cada punto

– Rematar con un punto enano

– Pasar un lazo (opcional)

Una vez acabado tenía ganas de más así que hice otro cesto más estrecho para tener las agujas de punto organizadas:

DSC02038

He utilizado el mismo patrón pero con menos puntos:

– Anillo mágico de 4 puntos

– Aumentar cada punto (8)

– 1 punto bajo, 1 aumento (12)

– 1 aumento, 1 punto bajo (18)

– Vueltas de la 5 a la 10: un punto bajo en cada punto

– Cambio de color y seguir 3 vueltas más con un punto bajo en cada punto

– Rematar con un punto enano

– Pasar un lazo (opcional)

Y éste es el resultado de las 2 cestas:

DSC02030

Espero que os haya gustado.

Besos,

Jess

 

 

Anuncios

Nuevas aficiones

¡Hola a todos!

para mí esta época del año significa dedicar tiempo a lo que realmente me gusta y es que una parte positiva de mi trabajo, entre otras muchas, es que desde el 6 de enero hasta semana santa estoy parada.

Durante éstos meses aprovecho para viajar, hacer snowboard y buscar algún hobby para los días de frío que no me apetece salir de casa. El año pasado fue el diy y todo lo que tuviera que ver con washitape, el año anterior las galletas, el anterior los cup cakes … pues bien, éste año pensaba en hacer algo de provecho para el baby y mi amiga Claudia me dio el empujón que necesitaba.

Llevaba tiempo dándole vueltas a la idea de aprender a hacer ganchillo pero nunca me atreví hasta que un día mi amiga me dijo que había visto un curso de amigurumi y se estaba planteando apuntarse (creo que me lo dijo pq sabía que iba a tardar muy poco en decirle que me apuntaba con ella 😉 nunca se lo había comentado pero me conoce perfectamente).

El día del curso llegó y al principio fue bastante estresante pq nunca había cogido una aguja pero poco a poco me fui soltando y a la hora de estar allí me dí cuenta de que ya no había vuelta atrás … estaba enganchada. Se me pasó el tiempo volando y no me dio tiempo de acabar mi ‘obra’ pero llegué a casa con el mono de seguir y en un par de horas ya estaba acabado.

Aquí tenéis el resultado:

DSC01911

Estos días estoy como loca haciendo más para decorar la habitación del baby y como no nos deja ver si es nene o nena pues toca hacerlos de colores neutros, prometo enseñar el resultado.

Siempre me pongo las expectativas muy altas y luego, claro, pasa lo que pasa, que me pego el batacazo y es que mi meta para antes de empezar a trabajar es conseguir acabar un animalito de éstos pero necesito muuuuucha práctica.

page          page2

 

¿Cuales son vuestras aficiones? ¿alguna aficionada al ganchillo que me pueda dar consejillos? jeje

Espero que os haya gustado 🙂

Besos,

Jess