La mitad del camino

¡Hola a todos!

Parece mentira pero ya estamos en la mitad del camino y es que ya son ¡20 semanas!

20 semanas de amor incondicional por esa personita que todavía no conocemos, no le ponemos cara y ni siquiera sabemos su nombre pero que sabemos con certeza que va ser la persona más importante y querida de nuestras vidas.

Imagen

En éstas últimas semanas he empezado a notar al bebé y confieso que nunca imaginé que pudiera sentir algo tan bonito. Esa sensación de que hay vida dentro de mí es lo más increíble que he sentido nunca.

Imagen           Imagen

En éstas semanas mi barriga ha crecido a un ritmo trepidante y no para, cada día que pasa está más grande, y no se hasta donde va a llegar, si sigo así en un mes no me veré los pies :s

Imagen

Ya que no puedo hacer deporte, en cuanto sale un rayo de sol me voy a dar largos paseos por la playa y a ver si entre los paseos, la natación y el yoga consigo mantenerme más o menos en forma aunque reconozco que estoy tan feliz que eso es lo que menos me importa.

Imagen

¡Que paséis una feliz semana!

Besos,

Jess

Cerdeña Parte 2: Stintino y Castelsardo

Hola a todos,

hoy os traigo la segunda parte de nuestro viaje, ahora que tenemos el frío a la vuelta de la esquina me gustaría tener una máquina del tiempo y volver atrás, sólo 15 días, cuando estábamos en unas playas paradisíacas.

Durante toda la semana nos hemos alojado en Seas Villas Country Village, una urbanización dónde puedes encontrar restaurantes, supermercado, animación para los peques, pistas de tenis y un campo de golf y está sólo a 2 km de Stintino. Nosotros nos alojamos en una villa privada con capacidad de hasta 8 personas con jardín, piscina y cocina equipada. Nuestra idea era no movernos de esa zona por eso nos decidimos a alojarnos allí pero una vez allí cada día nos desplazábamos y se nos hacía pesado volver así que si tenéis pensado ir a Cerdeña y hacer una ruta como la que hicimos nosotros, que nos recorrimos todo el norte, yo os recomiendo dormir 2 noches en Stintino, otras 2 en Sta Teresa di Gallura y finalmente en Porto Cervo.

Stintino es un pueblo de pescadores muy pequeño, se come estupendamente pero poco más. Nos llamó mucho la atención que por todo el pueblo hay fotos de los pescadores nacidos allí. Lo más destacable de ésta zona son sus playas ¡eso sí que vale la pena!

El primer día estuvimos en la Playa Saline (hay unas salinas al lado). Es una playa de piedrecitas blancas pequeñas con aguas cristalinas.

Imagen

Imagen

Por suerte, llevábamos bocatas y la nevera con bebidas porque al ser temporada baja, en la playa no había ni un chiringuito.

Por la tarde fuimos a La Pelosa, una de las playas más famosas de Cerdeña y entiendo el por qué. Es una playa espectacular de arena blanca y aguas turquesas, a mí me gustó más que las playas del Caribe. Para comer hay varios restaurantes donde se hacen menús turísticos por muy buen precio.

Las vistas son desde el Lounge bar Camaleon, ideal para tomarse un Aperol después de una jornada de playa.

Imagen

Imagen

Imagen

Bucear en estas aguas es como bucear en una piscina pero con peces pequeñitos que ni se inmutan con nuestra presencia.

Imagen    Imagen

Para acceder a la playa hay varias pasarelas como ésta desde dónde parece que vayas a bajar directamente al agua. Lo malo de ésta playa es el aparcamiento que es de zona azul, y tienes que estar yendo cada 2 horas a poner el ticket. Si no os importa caminar entonces sí se puede aparcar gratuitamente.

Imagen

Justo enfrente de la playa está la isla de Asinara. Desde la misma playa salen excursiones en barco para visitarla. En Asinara se pueden ver burros sardos (¡son blancos!) y una antigua prisión, poco más.

Imagen

Imagen

Después de tanta playa nos fuimos a pasear por Porto Torres (aquí es donde llegan los ferris desde Barcelona), a 20 km de Stintino. La entrada al pueblo es bastante fea y el pueblo … no me gustó mucho más.

Al día siguiente decidimos hacer un poco de turismo y nos fuimos hasta Castelsardo, un pueblecito en una montaña rodeado por mar y coronado por el castillo.

Imagen

Imagen          Imagen

Sus callejuelas son estrechas y con muchas cuestas y escaleras. Es muy fácil perderse por ellas pero vale la pena sólo por encontrar rincones cómo estos.

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Muchas casas tenían las puertas abiertas y al mirar dentro podías ver la típica ‘nonna’ vestida de riguroso luto haciendo manualidades como éstas, luego las colgaban en las puertas para venderlas.

Imagen          Imagen

Imagen

Después de comer decidimos volver a ‘casa’ y de camino nos paramos en la playa Platamona, nada que ver con La Pelosa pero para darnos un baño y quitarnos la ñoña después de comer ya nos vino bien.

Después de la playa vimos que el pueblo de Sorso estaba a pocos km y decidimos ir a verlo. Es el típico pueblo italiano, la gente mayor sentados en la calle tomando el fresco, las señoras yendo a misa y algunos hombres en el bar jugando a las cartas. Me recordó a mis veranos en el pueblo.

Espero que os haya gustado.

Besos,

Jess

¡Por fin playa!

Hola a todos,

antes de nada quiero pedir perdón por tardar tanto en escribir pero últimamente entre el trabajo y las clases de ruso (quién me mandaría a mí aprender éste idioma) no tengo ni 5 minutos libres para descansar y mucho menos pasarme por aquí, lo siento 😦

La semana pasada aproveché mi único día libre para inaugurar la temporada playera ¡¡¡por fin!!! lo estaba deseando. Tengo la gran suerte de vivir muy cerca de la playa y suelo ir a pasear cuando hace sol pero tenía ganas de sacar ya el biquini.

Para inaugurar la temporada playera como dios manda, me fui con mi chico a pasar el día al Roc de Sant Gaietà, un pueblito precioso a 20 min. de Tarragona.

No pudimos hacer muchas fotos porque había muchos niños haciéndose el reportaje de comunión y tenían colapsados los rincones más bonitos pero prometo enseñároslo otro día.

Os dejo unas fotos del look playero, me encanta la combinación navy + rojo ¿qué opináis?

Imagen

Imagen

Imagen

  Camiseta: H&M (kids)

Shorts: Blanco

Cinturón: Zara (kids)

Gafas: Ray Ban

 Y lo que nunca falta en mi bolsa:

Imagen

Feliz semana y hasta pronto,

Jess